Reír para vivir: Laura Bolívar, la guariqueña que hace comedia en Nueva York

Le teme al Silbón, pero no a hacer el ridículo y mucho menos a arriesgarse. Chaguaramas, Maracay y Caracas son su tríada de crecimiento y formación. Con un curso de inglés como meta, se enrumba hasta la Gran Manzana por seis meses, pero la sedujo el stand up comedy, la actuación, el doblaje, y allí se quedó. Entre sus amistades responde al apodo de Olga (por la Tañón), y aunque su nombre real es Laura Bolívar, ella sueña ser “Laura Croft”.

Por Zeudy Acosta Paredes/Soy Musiú

Marzo la vio nacer en Valle de la Pascua, estado Guárico, y en efecto es el mes que deja atrás el invierno para dar paso a la primavera y el encanto de las flores, quizás por ello Laura es tan jovial y rara vez se le verá enojada, prefiere reverdecer por donde pasa. “Fui criada en Chaguaramas. Guárico queda en el corazón de Venezuela y Chaguaramas en el corazón de Guárico, o sea, soy una dulzura”.

-El corazón no es dulce, en efecto, la sangre es como amarga, entonces ¿de dónde viene tu dulzura?

Viene de mi familia. Crecí rodeada de mucho amor. No tengo ninguna mitad extranjera, ni origen de ningún otro estado venezolano, porque mis papás y mis antepasados son guariqueños de pura cepa.

Proviene de una familia dedicada a la agricultura y al comercio independiente. Es la menor de cuatro hermanos de la unión de Ligia y Nelson, y a los 16 años se encontró sentada en un aula de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Bicentaria de Aragua, de donde egresa cinco años más tarde. “Apenas terminé el liceo –cuenta-, quería estudiar en Caracas, pero mi papás veían la ciudad muy lejos y entonces la otra opción fue Maracay. Desde que tengo uso de razón quise ser actriz, pero Chaguaramas quedaba muy lejos la capital”.

Dentro de sus pasiones, el teatro está presente. Aquí en la obra La selva mágica en Caracas
Dentro de sus pasiones, el teatro está presente. Laura Bolívar en la obra «La selva mágica» en Caracas

Con título en mano, ya tenía terreno ganado cuando realizó las pasantías en Venevisión; no en en el Club de los Tigritos como fuese su ilusión de pequeña, sino en el Departamento de Medios Digitales, pero luego pasa al equipo de prensa donde se formó durante un lustro.

Muchos venezolanos, en especial en los últimos años, han buscado alternativas para emigrar, en su caso, Laura no tenía previsto inicialmente radicarse en Estados Unidos porque la idea de distanciarse de su familia no le cuadraba (siempre le pesa). Se planteó entonces hacer un curso de inglés en New York durante seis meses, que le permitiera luego volver a Venezuela; sin embargo, “uno planifica, y Dios se ríe”, como reza el dicho.

Reconoce que en el bachillerato tuvo una relación infernal con el inglés, “No lo disfrutaba y estudiaba para pasar la materia solamente. Me costaba muchísimo. Recuerdo que quería hablar inglés fluido y jugaba a que decía cosas o tenía conversaciones que, por supuesto, sólo yo las entendía”. Pero en Venezuela siempre hice cursos de inglés, sólo que no lo practicaba y entonces no era fluido”, confiesa.

-¿Cómo surge la idea de irte a EEUU, cuál era el plan?

El plan (risas). Yo creo que suponemos que tenemos uno hasta que llega al país destino y tienes que sacar el plan B-C-D y hasta el Z. Quería ir por un corto tiempo y regresarme para continuar intentándolo en el área artística, porque había realizado producciones para directores como José Luis Useche y Javier Vidal, con quienes hice obras dirigidas al público infantil, y ese campo realmente me apasiona.

-Entonces, ¿se presentó el plan B?

Comencé a relacionarme acá con personas del mundo artístico y me emocioné en quedarme. Vi una posibilidad más cercana de cumplir mis sueños, ese anhelo de ser actriz siempre me ha rondado la cabeza y el corazón.

Laura Bolívar, comediante en Nueva York.2

Después de su primer workshop o taller de comedia que duró 3 meses le hacen una especie de graduación en vivo, con público real, que consistía en un monólogo. «Luego de ese show, el profesor me llamó para que participara en la siguiente graduación. Y así fui relacionándome con productores de otros espectáculos».

Entre Lara y Laura

Dentro de su grupo de amigos de la universidad e incluso con algunos profesores, hablar de Laura se entendía mejor si se le llamaba Olga, porque la admiración que siente por la cantante portorriqueña es inocultable; “la primera vez que escuché una canción de Olga Tañón fue cuando tenía como ocho años, en un kareoke al que fui con mi mamá y unas amigas de ella. Desde ese día me enganché con su fuerza, por eso me identifico con ella, siento que para donde va, Olga Tañón lleva consigo una fiesta, es alegre, feliz, fuerte e independiente”.

-Te identificas con la fuerza, ¿te ves interpretando un rol de heroína?

Algo como Mujer Maravilla, o me veo vestida de negro y cuerina, lentes oscuros y peleando en tacones. Sé que ahorita hago comedia, pero no quiere decir que sólo quiero hacer eso; quiero experimentar muchas cosas como actriz.

-¿Gatúbela?

No, porque yo quiero que se me vea la cara, y tener cola de caballo, como Lara Croft, pero entonces sería Laura Croft.

-¿A qué le temes?

Me gusta arriesgarme. Honestamente soy miedosa a cosas muy tontas como al Silbón, la Sayona, al Coco; pero no me da miedo intentar algo que quiero hacer. Lógicamente que puedo sentir miedo, pero no dejo de asumir el reto.

-¿A qué se aferra Laura ante los retos?

Creo en Dios y en él confío. Cuando estoy nerviosa me acuerdo de mi papá y se me pasa. Me enseñó a respirar profundo 7 veces, (no sé por qué 7) y allí me calmo.

Sin acento, pero con énfasis

En 2015, New York fue distinguida como la ciudad de mayor popularidad en el mundo por la amplia oferta cultural que ofrece a nivel de música, cine y moda, una lista que engrosan Londres, Tokio y París; y en materia de humor, los neoyorkinos han sabido ganarse la fama de un excelente manejo del sarcasmo y el cinismo a través de presentaciones nocturnas en clubes dispuestos para ello.

Show en Brodway Comedy Club
Show en Brodway Comedy Club

El terreno del stand up comedy fue conquistado en su momento por actores de la talla de Robin William, Bill Cosby y Whoopi Goldberg, entre otros. Y aunque no se trate de una historia basada en la realidad, el sitcom Seinfeld recreó en los ´80 a un joven comediante de Manhattan quien relataba en un club nocturno una versión ficticia de sí mismo. De manera que, entrarse en él no es cosa sencilla, mucho menos para una chica de 28 años que recién aprende a dominar la lengua inglesa.

Lo del idioma quizá sea su mayor impulso en este momento, pese a que llegó a pensar que no estaba suficientemente preparada para asumir los retos que hoy afronta. De hecho, intenta evolucionar en el escenario, para lo cual practica constantemente con el propósito de evitar memorizar los monólogos. “Ahora interactúo con la audiencia, aunque aún no me siento completamente preparada; siento que me juzgo mucho y necesito aprender a improvisar, confiando más en mí”.

Laura ha incursionado como comediante, atendiendo invitaciones de Brodway Comedy Club, Greenwich Village, Gotham Comedy Club, por mencionar algunos, cuyos espectadores satisfechos han resaltado la valentía de aprenderse el discurso en otra lengua, pero ella quiere demostrar “que es más que un acento”.

“A veces me dicen –aclara la guariqueña-, que no importa si lo que digo no es gracioso o que no se entienda lo que expreso, que la idea de que yo participe es por mi acento; sin embargo, yo soy más que una chica con acento, y quiero que me inviten por mi talento, no porque mi acento dé risa”.

Laura Bolívar, comediante en Nueva York.3
Foto cortesía @milerahphoto

El pasado 23 de marzo participó en un concurso de talentos de stand up comedy, cuyo ganador fue seleccionado por el propio público mediante los aplausos; “quedé seleccionada junto a dos personas más, un triple empate diría yo”; que se suma a la presentación que tuviera lugar en el BMCC Tribeca Performing Arts Center, donde abrió el show del reconocido comediante John Fugelsang. De modo que, los compromisos e invitaciones no cesan, pues para el 17 de abril tiene una cita en el Julia de Burgos Cultural Center (210 94th St New York).

Ni azar, ni casual

El «boom» de las redes sociales no es desaprovechado por Laura, pues en su cuenta de Instagram (donde anuncia sus presentaciones), en el fame page de Facebook y en su propio canal de YouTube, cuelga videos –editados por ella-, que ha creado con amigos a partir de situaciones vinculadas a noticias, relaciones humanas y hasta parodias de películas como 50 Sombras de Grey (éste junto al comediante @stewievill) y del reto que planteó Daddy Yankee con la canción “Dura”, alcanzando más de 11 mil reproducciones. Mientras que como Youtuber dispone de doce videos en su canal con apenas 9 meses que se encaminó en esta área altamente competitiva.

Contar con redes sociales y de siempre generar contenidos humorísticos le ha fortalecido en muchos aspectos, “recientemente, luego de colgar un video en Instagram, fui contactada con una productora de New York para que hiciera un doblaje en español de una serie juvenil que está en proyecto en Estados Unidos. Me resulta atractivo e interesante pensar que en algún momento pueda, en vez de doblajes, caracterizar en dibujos animados y crear la voz del personaje, sería extraordinario llegar a ese nivel. Además sé que hay muchos venezolanos haciendo eso”, revela Laura.

Laura Bolívar, comediante en Nueva York.4
Laura fue llamada para doblar en español una serie juvenil de EEUU. Imagen cortesía Instagram @laurita_bolivar

Su carácter entusiasta y creativo, le ha hecho ver la vida de una manera positiva, pensando siempre que hay que ir en búsqueda de lo que se desea y apasiona, que nada es azar ni casual. “A medida que me fui involucrando con la comedia, me he dado cuenta que estamos en un punto de que si no te dan la oportunidad, te la puedes crear tú mismo, a través de las redes sociales, por ejemplo. Empecé con videos cortos en YouTube, aún sin tener una idea completamente clara de qué quería y cómo hacerlo; pensé que era preciso inspirarme primero y en el camino se va viendo todo más claro, de lo contrario no iba a hacer nada. Tenía que dar el primer paso”.

Aunque está consciente de que apenas está comenzando a caminar en una ruta que le exigirá saber correr, Laura enlaza su cuenta de YouTube con otras estrategias como Instagram y Facebook, aprovechando el número de seguidores que dispone. Por eso, agrega que fue creando situaciones en videos de un minuto. También le han colaborado otras personas del mundo de la comedia, contribuyendo así a mejorar los contenidos.

La joven guariqueña es parte del proyecto de la serie juvenil Gail´s New Boyfriend, de Amazon Prime
Laura es parte del proyecto «Gail New boyfriend» de Amazon Prime

“Participo –comenta-, en la grabación de una serie que rodará por Amazon Prime, “Gail New boyfriend”, a la que llego por la invitación que me hace Jim Mendrinos, el profesor que tuve en mi primer curso de comedia aquí en Estados Unidos”.

Precisamente por ello, porque el miedo no es una barrera que frene sus sueños, sino probablemente lo que le impulsa, Laura enfatiza que “la gente que decide emigrar en estos tiempos, debe dejar de preguntarse qué es lo peor que puede pasar, sino lo mejor. Enfocarse en ello e imaginar lo bueno que pueda ser. No intentarlo es el único fracaso”.

RRSS
Instagram: @Laurita_Bolivar
Fame Page de Facebook: LauraBolivarComedy
YouTube: Laura Bolívar

Anuncios