Emigrar con poco presupuesto desde Venezuela y sobrevivir en el intento

Emigrar de por sí no es fácil y si a eso se le suma el factor dinero, se hace más complicado concretar un plan. Sin embargo, hay personas que piensan que puede hacerse sin contar con mucho dinero en el bolsillo.

Por Rommy Cedeño/Soy Musiú

¿Qué tan real es plantearse un proceso migratorio sin recursos? ¿Es posible? Las respuestas van a depender del destino que hayas elegido, las capacidades que puedas poseer, la forma de viajar y otros aspectos que serán determinantes en el proceso.

El hospedaje, el trabajo y la comida son las “tres Marías” para cualquier persona que decide mudarse a otro país. Es verdad que garantizar las tres opciones con bajo presupuesto no es tarea sencilla, pero en el siguiente post intentaremos ofrecerte algunos tips para que puedas llevarlo a cabo.

Escoge un país con economía estable

economia estable

Si bien es cierto que fuera de la realidad venezolana se presenta un abanico de oportunidades que parecieran ser todas “lo mejor”, hay países que pueden ofrecerte más estabilidad que otros y es importante que antes de embarcarte en el tren de la migración analices y estudies muy bien la situación económica de este país, el costo de la vida, que lo poco que llevas alcance al menos para mantenerte el primer mes mientras logras estabilizarte.

Una idea que puedes poner en práctica es buscar empleo y postularte para trabajos a través de portables web en el país de destino antes de emigrar. Es importante que elabores un buen currículo con tu experiencia, capacidades y habilidades. Una opción que podría ayudarte al momento de llegar a tu destino.

También es recomendable crear una “red de amigos”, familiares, conocidos, personas que han emigrado al país de origen y que puedan orientarte.

Intercambio de trabajo por casa y comida

voluntariado

Aunque suene un poco descabellado y quizá no este entre tus planes esta opción, podría ayudarte a encontrar cierta estabilidad recién llegado al país de destino. Hay organizaciones no gubernamentales que necesitan personal pero no cuentan con recursos para pagar un salario, sin embargo, ofrecen hospedaje y comida.

La ventaja de esta alternativa es que en los ratos libres se puede aprovechar para postularse a otros trabajos en el mercado local.

Convertirse en «freelance»

freelance

Brinda tus conocimientos y habilidades para obtener ingreso extra. Puedes ofrecer servicios de plomería, cursos de algún idioma que domines, manicurista, peluquería, entre otros. También puedes «cazar» oportunidades de trabajo en diferentes páginas de Internet (por lo general en Facebook existen comunidades de venezolanos en muchas ciudades del mundo).

Viajar como voluntario

Austria. Syrian volunteer helps refugees waiting to cross the border to Germany.

Actualmente existen infinidades de organizaciones que constantemente están buscando voluntarios y algunas de ellas pagan todos los gastos. La ventaja, además de ofrecer ayuda a personas que se encuentren en una peor situación, es que puedes viajar, conocer otras culturas y presenta un agregado a tu currículo, ya que muchas empresas importantes valoran el trabajo de voluntariado.

Algunas de estas organizaciones te dan suficiente tiempo libre, para que puedas investigar más sobre el país en el que te encuentras, que ofrece y hasta suponer una opción válida para permanecer en él.

Lo más importante… Sé realista

Emigrar

Emigrar con poco presupuesto supone una manera diferente de hacer las cosas y una manera diferente de planificarte. Quizás no puedas llegar a tu país de destino por avión sino que debes hacer escalas por tierra y luego tomar decisiones.

Además de evitar gastos innecesarios una vez llegues a tu país de destino, cada moneda cuenta, y en caso de vayas a alquilar un lugar para vivir, debes escoger aquel que se ajuste al presupuesto establecido o inclusive que esté debajo del mismo. Utilizar transporte público, evitar las salidas con amigos y excesos de gastos, entre otros.

Recuerda que cualquier trabajo es opcional, es una manera de generar ingresos para lograr mantenerte, ahorrar y comenzar a lograr la estabilidad que tanto deseas. Viajar sin dinero o con muy pocos ahorros, sin una planificación previa supondría un gran dolor de cabeza, es por ello, que aunque hay varias opciones para salir del país sin necesidad de tener la billetera repleta, la planificación también se convierte en un aliado ante estas oportunidades.

Anuncios