¿Existe límite de edad para emprender?

“Estoy viejo para emprender”, una frase que fugazmente puede pasarnos por la cabeza e influye a la hora de tomar decisiones. Si aún no lo habías notado, uno de los factores que más desestabiliza la confianza en uno mismo es la edad. Cuando estamos en el proceso de búsqueda de trabajo o queremos poner a andar un proyecto nos hacemos más conscientes de la edad que tenemos y nos auto-limitamos.

Por Rommy Cedeño/Soy Musiú

Emprender es tener iniciativa, proponerse un objetivo y trabajar consecuentemente utilizando una serie de habilidades, así como recursos disponibles para cumplirlo. Pero, ¿qué necesitas? Pues, visión, persistencia, toma de riesgos, identificación de oportunidades, confianza en sí mismo y calidad. Nadie dijo nada de la edad ¿verdad?

Las personas suelen pensar que los emprendedores son personas visionarias que viven en otros planetas, adolescentes genios como Mark Zuckerberg y Bobby Murphy que crearon Facebook y Snapchat a los 21 y 23 años respectivamente.

emprender

Pero no, emprendedores los hay de todas las edades. Según estudios publicados por The National Bureau of Economic Research en el 2017, la edad promedio de los emprendedores más exitosos es de 41,6 años. También según el último Global Entrepreneurship Monitor (GEM), Latinoamérica y el Caribe (LAC) tienen la mayor proporción de emprendedores mayores entre los rangos de 45-54 y 55-64 años. Si hasta aquí pensabas que la edad era lo primordial para emprender, los datos arrojados por las encuestas son bastante interesantes.

La principal ventaja de emprender siendo joven, es que finacieramente hay poco que arriesgar. Se cuenta con mucha energía y motivación para trabajar en proyectos propios  (o lo que se conoce como “perseguir tus sueños”) aunque eso no signifique que de la noche a la mañana se hará millonario.

emprendedores con más edad
Según estudio, la edad promedio de los emprendedores más exitosos es de 41,6 años

Mientras que la ventaja de emprender con mayor edad es la experiencia laboral, fundamental para liderar un proyecto. También posees una gran red de contactos que pueden ayudarte a materializar tu idea de negocio, además de contar con algo de patrimonio para invertir y la canalización de los esfuerzos en el trabajo de día a día.

Entonces es preferible que antes de edad, hablar de oportunidad. El mejor escenario para emprender es aquel cuando se presenta una oportunidad potencial de negocio y nos creemos capaces de aprovecharla para iniciar un emprendimiento.

La realidad es que no hay edad para emprender, puedes ser un joven universitario con mucho ocio o un trabajador con 20 años de experiencia, con ganas de avanzar a cosas nuevas. La verdad es que no existe la “edad adecuada”, sólo las ganas, la paciencia y tiempo para el éxito.

Anuncios