“El Chamo chichero”: El sabor venezolano que seduce a Chile

Ni el Calipso trinitario, ni el arroz con habichuelas dominicano los convencieron; apostaron entonces a Chile y se asentaron al norte del sur. Una despedida le dio la bienvenida a una idea con sabor a Venezuela. El barrilito de El Chamo Chichero se multiplica sin prisa pero sin pausa por la capital, porque Alejandro Araujo y Johana Yánez, no abandonaron los remos, sólo viraron la nave, encontrando en la chicha una manera de cautivar y seducir las tardes santiagueñas.

Por Zeudy Acosta Paredes / Soy Musiú

De Trinidad y Tobago deciden irse a partir de la ola de mala reputación que comenzó a levantarse en la isla en torno a los venezolanos; su segunda parada fue República Dominicana, pero el ritmo de la economía no se asemeja al del merengue y no les conquistó. Tomando en cuenta las recomendaciones en torno a la dinámica citadina y las ventajas de documentación para inmigrantes, apuntaron a Chile. “En Trinidad, ambos fuimos bar tender en una de las principales calles de vida nocturna; mientras que en Dominicana experimentamos con comida delivery, pero la preferencia gastronómica no ayudó, prefieren el tostón con salchicha”.

Chamo Chichero1
“Chamo Chicha” conquista el paladar de Santiago con una exquisita bebida venezolana. Imagen cortesía @elchamochichero

“Sólo triunfa en el mundo quien se levanta y busca a las circunstancias, creándolas si no las encuentra” (George Bernard Shaw); pudiera ser ésta la máxima que describa a la pareja venezolana, quienes después de intentarlo en otros países y a cinco meses de estar en la patria de Pablo Neruda e Isabel Allende, comprenden que debían buscar horizontes más prometedores; dejan atrás a la ciudad de Curacautín, en La Araucanía, y se mudan a la Región Metropolitana, en pleno Santiago de Chile. Siempre sondeando posibilidades para darle un giro a sus vidas, pero en el campo de las profesiones de cada uno (ella administradora de empresas y él abogado en materia de seguros), no llegaba nada concreto.

Una idea que fue bebida

Chamo Chichero5
Imagen cortesía Instagram @elchamochicha

“Cuando decidimos mudarnos, nuestros amigos y vecinos chilenos nos hicieron una despedida, nosotros preparamos chicha para que probaran algo de lo nuestro y les gustó; estando en Santiago y sin que se nos presentaran oportunidades laborales, decidimos intentar vender chicha, y funcionó”. Desde septiembre de 2017, comenzó el emprendimiento, un punto de venta fue un efecto dominó, que ha seducido a adultos, adolescentes y niños, por igual.

La frase “fue sin querer queriendo, del Chavo” –porque no imaginaban el impacto de su negocio-, cobra vigencia en sus vidas con una receta simple pero sabrosa, a la que le suman otros ingredientes para hacerla más tentadora, atrayente e irresistible; “tenemos opcionales para acompañar el producto: chispitas de colores, chocolate o sirope de chocolate; pero también ofrecemos los especiales: pirulín, súper ocho, nutela, galleta, suspiros, entre otros”.

Chamo Chichero2
Y con un barril como el del Chavo, “El Chamo Chicha” se ha convertido en una referencia para los venezolanos en Santiago. Imagen cortesía Instagram @elchamochicha

Pero además, el sabor único de la chicha venezolana de Alejandro y Johana tiene otro particular atractivo, su presentación. Se sirve en un vaso estampado con un barril, como el del Chavo, y de ahí se origina también el nombre que identifica al producto. “Es una presentación muy particular; cuando salimos a buscar todo lo que necesitábamos para emprender, la cava, el termo, el carrito, vimos en una tienda de artesanía una barrica de roble, y surgió la idea de usarla”.

En un principio pensaron en llamar al negocio El Chavo Chichero por el barril, pero luego entendieron que, además de hacerle publicidad al personaje mexicano, no iba con la idiosincrasia venezolana. Con cambiar una sola consonante, nace El Chamo Chichero, una sintonía directa con el argot venezolano, que si bien les ayuda a captar la atención de los miles de venezolanos que hacen vida en la capital chilena, también genera atractivo en los lugareños.

Chamo Chichero4
Desde su cuenta en Instagram @elchamochichero , ofrecen vasos de chicha con ingeniosos ingredientes.

“Los chilenos comparan mucho el sabor de nuestra chicha, con el arroz con leche; consideramos que son bastante dulceros y estimamos que cerca del treinta por ciento de nuestros clientes son de aquí. Mientras que los venezolanos, comentan los recuerdos que tiene de cuando salían del colegio, de Caracas, Maracaibo, Valencia, Puerto La Cruz. A cada uno le recuerda algo diferente, pero casi siempre de la infancia, de cuando éramos chamos”.

Chicha, chicheros

De forma artesanal o casera –aunque también se le conoció en venta pasteurizada con Nestlé, Parmalat y Los Andes-, la chicha es una bebida que, aunque proviene de diversos países del continente americano, cuya base de arroz (otras veces con sémola de trigo) y leche entera, va en perfecta combinación con la leche condensada y canela, e inicialmente, reviste en nuestra tierra una tradición de generación en generación.

Chamo Chichero3
Alejandro Araujo orgulloso del crecimiento de su emprendimiento

En las cantinas, con vendedores ambulantes o locales, la chicha tiene en la reminiscencia venezolana, un sitial de honor. Servida con trocitos de hielo, es parte de la venezolanidad, así como para el ucevista que se precie, quien la tiene como esos sabores que son memoria imborrable, dada su vinculación al espacio y a la larga data de su venta al pie del reloj de la Plaza del Rectorado. Asimismo, en Barquisimeto, en Maracay, en Valencia, Los Andes, el oriente del país, en cualquier región, es conocida y reconocida.

Alejandro y Johana, han sorteado y toreado dificultades en estos largos cinco años como inmigrantes, parece que en este emprendimiento encontraron el respiro necesario para comprender cuán necesario es no dejarse abatir, y frente a las dificultades no perder el foco.

REDES SOCIALES

Instagram: @elchamochichero

Anuncios